Tenemos 123 visitantes y ningun miembro en Línea

buscar taller

buscar repuesto
buscar servicio
cotizar

Cómo Cambiar las Pinzas de Frenos

Los frenos de disco de nuestros vehículos implementan una pinza, tambien conocida como mordaza ó cáliper, para hacer presión sobre las pastillas de frenos con el fin de frenar el disco o rotor. Con el tiempo, estos componentes se van deteriorando, y deben ser sustituidos. En este artículo veremos cómo cambiar las pinzas de frenos de una forma segura y correcta.

  1. Estacione su vehículo en una superficie sólida y nivelada. Ponga el freno de mano y bloquee las ruedas traseras.
  2. Retire las tapas de las ruedas delanteras. Usando una cruceta, afloje los pernos de las ruedas delanteras, pero no sin retirarlas.
  3. Haciendo uso de un gato de piso, levante la parte delantera de su vehículo.
  4. Asegure el vehículo con el gato de pie a ambos lados sobre soportes de seguridad antes de comenzar cualquier trabajo. Revise el manual del vehículo para conocer los puntos de apoyo recomendados por el fabricante. No confíe en el gato para sostener el vehículo mientras trabaja.
  5. Retire los pernos de las ruedas delanteras. Baje las ruedas delanteras y póngalas a un lado.
  6. Inspeccione las pinzas de freno para detectar cualquier signo de desgaste. Esté atento a la oxidación y el desgaste irregular de las pastillas de freno.
  7. Quite los tornillos de fijación de la pinza de freno. Retire la pinza del freno. Retire las pastillas de freno.
  8. Aparte la pinza de la zona de trabajo. No permita que la pinza cuelgue de la manguera del freno.
  9. Coloque las pastillas de freno de nuevo. Instale la pinza de nuevo sobre el disco de freno (rotor). Conecte la pinza al soporte de montaje con los tornillos. Apriete los tornillos de la pinza a las especificaciones del fabricante.
  10. Desconecte la manguera del freno de la pinza vieja. Conecte la manguera del freno a la pinza nueva con nuevas juntas de cobre. Apriete el perno a las especificaciones del fabricante.
  11. Repita al otro lado. Purgue los frenos delanteros.
  12. Vuelva a colocar las ruedas delanteras. Apriete las tuercas.
  13. Retire los soportes del gato y vuelva a bajar el vehículo al suelo. Apriete las tuercas a las especificaciones del fabricante en forma de estrella.
  14. Compruebe que dispone de un pedal de freno sólido. Prueba el vehículo en carretera para verificar la reparación de las pinzas de frenos.

mecanica expertosmecanica basicamecanica mujeres